sábado, 6 de noviembre de 2021

Romances reales en series de PBS: Victoria y Alberto

En estos tiempos actuales, debido a algunas razones, como la pobreza, injusticia, racismo, desigualdad economica, etc. Cada vez mas personas del mundo dejan de adorar a reyes, reinas, principes o princesas. El envidiar su situacion es entendible, sobretodo por los grandes y confortables, con lujos excesivos, donde viven; sin embargo eso de mirar o sonar despierto solo tiene un tiempo corto de duracion; despues la realidad hace que cada quien asuma la realidad de su vida personal o familiar.


En este caso encontre este libro, por casualidad, en una tienda del dolar, en su seccion de libros, donde antes de botarlos a la basura los tratan de rematar a un dolar. A veces hay algunos libros injustamente olvidados o menospreciados; pero en la mayoria de casos estan alli por meritos propios o porque al publico lector ya no le interesa dichos libros , temas que tratan o la forma en que lo hacen.



Particularmente, creo que estas historias no representan la vida real del 99.9% de los humanos en nuestro mundo actual; sin embargo es bueno conocer, algunas de ellas, como cultura general.

El libro tiene buena presentacion fotografica, poco texto explicativo y una organizacion estructurada de una manera facil de leer y entender. Aqui quiero compartir algunas curiosidades de los tiempos de reyes que tanta injusticias les trajo a la mayoria de sus habitantes propios y vecinos.

(Actriz Jenna Coleman actua como la reina victoria)


Desde su corte hasta la muerte prematura de Albert, el asunto de amor entre la reina Victoria y el príncipe Albert mostró un lado más cálido a la reina.

Aunque su afecto ha sido bien documentado, no menos importante por la reina Victoria, quien escribió abiertamente de su amor por su esposo en sus diarios, estaba lejos de ser del amor a primera vista para la reina Victoria y el príncipe Albert, al menos de  parte de Victoria.



El padre de Albert fue el hermano de la madre de Victoria, la reina Victoria y el príncipe Albert, en realidad se reunieron un par de años antes de su compromiso.

La pareja se reunió por primera vez en 1836, cuando Albert viajó desde su alemania natal a Londres por el cumpleaños número 17 de la Princesa Victoria. Aunque Victoria le escribió más tarde a su tío, el rey Leopold I de Bélgica, agradeciéndole por presentarlos y describir a Albert como "el exterior más agradable y encantador", estaba decidida a no apresurarse al matrimonio. No fue hasta dos años y medio después de que ella realmente se deja caer en amor por Albert.


En los años siguientes desde su primera reunión, Albert había escrito a Victoria muchas veces. Parece que su visita en el otoño de 1839 puede haber sido confrontarla sobre sus propuestas. Cualquiera que sea la razón, el resultado fue bueno. Cinco días después de su llegada al Windsor, Victoria le propuso casarse a Albert, como lo dictó la costumbre.




Escribiendo en su revista sobre la propuesta, Victoria recordó: "Le dije que pensé que debía ser consciente de por qué le deseo que viniera aquí, y que me hiciera demasiado feliz si aceptaría lo que deseaba (para casarse); Nos abrazamos una y otra vez, y él era tan amable, tan cariñoso; ¡Oh! Sentir que era, y estoy amado por un ángel como Albert".

Y así comenzó un asunto de amor tan apasionado como el que retrató Jenna Coleman y Tom Hughes en Victoria. Si bien sería fácil presumir que los programas de TV habían aumentado las cosas para aumentar las calificaciones o rating, sabemos de la correspondencia entre la pareja y que su deseo por el otro fue muy real. 



Victoria fue propensa a temperamentos. Sus cambios de humor fueron tales que algunos historiadores afirman que puede haber heredado la "locura" de su abuelo, George III.


Cuando Albert murió de fiebre tifoidea en 1861, Victoria fue devastada. Ella le escribió a su hija mayor, también llamada Victoria, preguntando: "Cómo no se hizo una impresión ni una fotografía?

Durante años, Victoria lloró a Albert, retirándose de la vida pública y usando vestidos negros por los 40 años restantes de su vida.

(pintura real de Victoria y Alberto...)

Durante muchos años, el dolor de Victoria bordeó a lo obsesivo. Se dice que ella ordenó que los sirvientes continúen trayendo agua caliente a su habitación por su afeitado de la mañana...

Como hecho curioso quiero destacar su relacion familiar o genealogia respecto a la hemofilia: (*)

Uno de los hijos de Victoria, el segundo menor, Leopoldo, fue el primer descendiente de Victoria que padeció hemofilia B y dos de sus cinco hijas, Alicia y Beatriz, descubrieron, después de tener hijos, que eran portadoras del gen defectuoso. 

Entre los descendientes reales que padecieron esta enfermedad se encuentran sus bisnietos, el zarevich Alekséi Nikoláyevich Románov, el heredero al trono español Alfonso de Borbón y Battenberg y su hermano el infante Gonzalo de Borbón y Battenberg. La presencia de esta enfermedad en los descendientes de la reina, pero no así en sus antepasados, ha llevado a especulaciones que afirman que el verdadero padre de Victoria no era el duque de Kent, sino un hemofílico.

No existe ninguna prueba documentada de la presencia de hemofílicos en la familia de la madre de Victoria.​ Es más probable que haya habido una mutación espontánea, ya que el padre de Victoria era bastante mayor cuando la concibió y la hemofilia aparece con mayor frecuencia en niños nacidos de padres mayores.​ Además, cerca del 30% de los casos de hemofilia aparecen por mutaciones espontáneas.

Hasta siempre. Carlos Tigre sin Tiempo (C.V.P.)


(*)= https://es.wikipedia.org/wiki/Victoria_del_Reino_Unido

No hay comentarios: