domingo, 15 de enero de 2017

Un mundo para julius empieza su rodaje este 2017 (Magaly Solier)


La esperada adaptación cinematográfica de Un mundo para Julius, dirigida por la realizadora peruana Rossana Díaz Costa, continúa sus trabajos iniciales de desarrollo, con la reciente confirmación de la empresas productoras responsables del proyecto, Tombuktu Films y La Mula Producciones, de la firma del acuerdo de cesión de derechos para realizar una versión fílmica de la emblemática obra de Alfredo Bryce Echenique.



La directora ha anunciado que la película se debería empezar a rodar en el verano del 2017 en Lima, apuntando a estrenar comercialmente a fines de ese año o inicios del 2018.

Se espera que “Un mundo para Julius” tenga un lanzamiento a nivel regional, con estreno simultáneo en Perú, Argentina, España y otros países de la región.

La novela más conocida a nivel mundial del peruano Alfredo Bryce Echenique, "Un mundo para Julius", ha conseguido por fin saltar de los barrios limeños y las páginas de los libros al cine.

En una entrevista para el periódico "El pais" de España, la directora de cine Rossana Díaz Costa, contó que 35.000 dólares a la agencia de Carmen Balcells por los derechos de la novela, “salió mi coproductor argentino, otra (coproducción) con La Mula Producciones, y ya tenemos distribuidor: Jorge Licetti (de Warner y Fox en Perú). Ahora estamos en busca de financiamiento, pese a que tenemos dos inversionistas. Nos interesa mucho una coproducción con España porque Bryce vivió allá y la novela es muy conocida en ese país. Necesitamos entre 800.000 y un millón de dólares para hacer bien la película”, añade la directora.


La película se comenzará a rodar en 2017, para contar la historia de un niño huérfano de padre, nacido en una familia rica, y entristecido observador del racismo y discriminación hacia la servidumbre que atendía su casa-palacio en el barrio más acomodado de Lima.

La obra, publicada en 1970, fue parte del final del boom de la narrativa latinoamericana, recibió el Premio Nacional de Cultura (en la categoría novela) en 1972 y el Premio a la Mejor Novela en Francia en 1974. Representó una innovación en la literatura peruana al retratar desde dentro a los descendientes de la oligarquía limeña, con un lenguaje coloquial ajeno a la narrativa de aquella época. “Trabajé por primera vez la adaptación de la novela en 2005 cuando estudiaba en la Escuela de Cinematografía de Madrid y tenía que elaborar un tratamiento de largometraje. Hice la selección de qué de esas 600 páginas debían quedar para una película. Entonces, me di cuenta que esa no podía ser mi opera prima, era demasiado ambicioso, lo guardé y escribí e hice Viaje a Tombuctú”, relata Díaz en entrevista con EL PAÍS.


“Mi selección en la adaptación del libro es solo el punto de vista de Julius, no el de los adultos. El conflicto de la película se da en tres partes: la muerte de la hermanita, la violación de Vilma, y la tercera, cuando descubre el destino de Vilma después de lo que pasó en su casa. Es una historia de pérdida de inocencia en tres etapas”, explica Díaz Costa, que es también narradora y profesora universitaria.


Para la cineasta, nacida en Lima, la novela cuenta algo todavía “palpable en la ciudad: el origen de nuestra desigualdad y nuestra discriminación viene de mucho antes y un grupo se ocupó de que esa desigualdad fuera aún más profunda. No hemos cambiado mucho a pesar de que hay más personas con oportunidades. En mi adaptación he dado un giro para traer esto un poco al presente, el espectador va a sentir que estas cosas pasan todavía”, anotó.

PROTAGONISTAS

Díaz Costa indicó que entre los personajes principales está confirmada la actriz y cantante Magaly Solier en el papel de Vilma, la "chola hermosa" que cuida a Julius desde bebé. Solier, nacida en 1986 en la provincia de Huanta (Ayacucho) ganó en 2009 los premios a mejor actriz en los festivales de cine de Gramado, Guadalajara y Lima como protagonista de La teta asustada, bajo la dirección de Claudia Llosa. En 2015 también fue galardonada en el Festival de Huelva por su actuación en el filme Magallanes. Es uno de los personajes principales de la cultura peruana y una de las actrices de cine más requeridas en producciones extranjeras.

En el papel de Susan, la madre de Julius, está prevista la actriz peruana Fiorella de Ferrari, y como Juan Lucas, el padrastro del niño, el actor argentino Leonardo Sbaraglia, uno de los protagonistas de Relatos Salvajes. En el equipo técnico, Díaz Costa contará con el director de fotografía de su anterior filme, el argentino Gabriel di Martino, y en la dirección de arte a la artista plástica peruana Susana Torres.


Resumen del libro de "Un mundo para Julius":

Publicada en 1970, esta novela del escritor peruano Alfredo Bryce Echenique es el resultado del desarrollo de un relato que en un principio no había de rebasar las diez páginas. Un mundo para Julius describe, con profunda sutileza, el mundo de la oligarquía limeña, aunque el ambiente, los personajes y las situaciones podrían desarrollarse perfectamente en cualquier ciudad latinoamericana. La obra constituye una crítica mordaz, aunque amortiguada por la ironía, el humor y la ternura presentes en el texto, de esa oligarquía.

En el seno de esta clase social privilegiada, el protagonista de la novela, Julius, un niño de una extrema sensibilidad y, en cierta medida, triste y melancólico ("sabes que tu vida estará llena de esos momentos, de esa amenaza de pena que ya es tristeza"), intentará encontrar su lugar, creciendo a caballo de dos mundos opuestos: el de la extrema indiferencia y frialdad de su familia, y el del afecto y el calor de la servidumbre.

A lo largo del libro vemos cómo Julius vive su infancia entre los cinco y los once años inmerso en un mundo de lujo, de exquisito buen gusto (simbolizado por el club de golf), pero sumamente frágil y poblado de "gente bronceada, de deportistas ricos, donde nadie era feo o desagradable", unos personajes superficiales y vacíos. Su madre, Susan, simplemente "linda", es una peruana de origen inglés educada en Inglaterra, frívola, y superficial, incapaz de sentir ni mantener ninguna relación afectiva auténtica ni con sus hijos ni con nadie de su entorno, pero siempre con un darling a punto en sus perfectos labios.

Juan Lucas, padrastro de Julius y segundo esposo de Susan ("nadie tan feliz como Juan Lucas; bueno, él siempre estaba feliz o a punto de irse al golf o a una de sus haciendas [...] o a un cóctel") es un ser frío que vive volcado en su intensa vida social, y que desprecia profundamente todo aquello que rezume una cierta sensibilidad o ternura, como el mismo Julius, de quien opina que "era un imbécil nato", o la servidumbre: "Nunca veía a la gente que le abría la puerta, era parte de su elegancia".

Sus hermanos mayores Bobby y Santiago, víctimas y reflejo de su entorno, son fríos y materialistas. Bobby es un adolescente caprichoso y emocionalmente inestable, que tiene como héroe y modelo a Santiago, el mayor de los hermanos, un "mártir de la táctica", por quien su madre "a duras penas recordaba que en los Estados Unidos había un rubio igualito a ella, Santiago, que pedía y pedía dólares en cartas que empezaban de amor maternal y terminaban de negocios, de amor a Juan Lucas". En la mirada de Santiago, Julius descubrirá el reflejo del vacío absoluto. Con su hermana Cinthia, un ser frágil y sensible, Julius establece una relación y una complicidad que van más allá de su prematura muerte a causa de una afección pulmonar.

Por otra parte, Julius crecerá rodeado de otro mundo bien distinto: "la sección servidumbre ejerció siempre una extraña fascinación sobre Julius, la fascinación de "no lo toques, amor; por ahí no se va, darling". Julius se refugiará en la servidumbre para obtener el afecto que su familia -su madre-, casi siempre ausente, es incapaz de proporcionarle; unos personajes que gozan con el simple espectáculo de ver comer al pequeño Julius en su comedor infantil, que rebosan amor como bien reconoce la misma Susan: "En todo están cuando se trata de... ¡qué bárbaros para querer!".

Así pues, Julius se sentirá atraído y ligado a estos personajes: Vilma, "la chola hermosa", su niñera adorada, que acabará siendo la víctima del capricho de su hermano Santiago; Nilda, "la Selvática, la cocinera, la del olor a ajos", que fascina a Julius con sus relatos de la selva, y acabará en la calle por sus formas poco al gusto del señor Juan Lucas; Arminda, la lavandera de la familia; los mayordomos Daniel y Celso, este último admirado por Julius por tener la custodia de la caja del Club de Amigos de Huarocondo (un lugar tan mítico para Julius como la Tambopata de las historias de Nilda); y por último Flora, la encargada de los niños en el nuevo palacio, y de apodo "Decidida", por su desparpajo y seguridad en sí misma.

Completarán esta galería de héroes singulares Gumersindo Quiñones, el conductor del autocar escolar, un negro descendiente de esclavos, "todo un señor", con quien establece una peculiar amistad; y Blanquillo, uno de los obreros de la construcción de su nuevo palacio, con quien vivirá una experiencia excitante (compartiendo su primera cerveza y colaborando en el trabajo de la obra) y por los cuales llegará a interceder delante de su padrastro para conseguirles una paga extra.

La admiración y la estima que Julius siente hacia ese mundo se plasma en uno de los pasajes más emotivos del libro, cuando el niño, con sus estratagemas, consigue que el ataúd de Arminda, contradiciendo las órdenes de Juan Lucas, salga, con todos los honores, por la puerta principal del palacio, vengando así, a modo de recuerdo hacia su hermana, el entierro de segunda que tuvo el ama de Cinthia.

Pero en alguna situación el niño Julius entrará en contradicción con este ambiente con el cual está emocionalmente tan implicado, pero que por posición social le es ajeno. De ahí el engorro y la turbación que le produce la aparición de la pobre Arminda el día de su cumpleaños con "el regalo de una mujer pobre a un niño millonario", quedando como contagiado de la reacción de sus padres: la mirada indiferente de Juan Lucas, para quien "Arminda no importaba", mientras Susan "interesadísima [...] seguía la apertura del paquete con un delicioso y falso entusiasmo".

El libro nos relata también sus primeros años de escuela, en un colegio de "monjitas americanas y realmente buenas" en el que se refleja la estructura de esta sociedad, vislumbrándose en la relación entre los niños el germen de la injusticia que la rige. Julius, una vez más, se comportará al margen de esta sociedad clasista: ya sea con su vínculo de amistad con el personaje más menospreciado por el resto de sus compañeros por su origen humilde, como por el sentimiento de pena y remordimiento que le provocarán las bromas crueles de sus colegas a los compañeros pobres, o con la venganza sutil e inteligente urdida por Julius contra el matón de la clase.

El humor y la ternura nos acompañan en las innumerables anécdotas que pueblan esta novela, desde las más entrañables (como la decisión de Nilda de pegar las orejas de Julius a su cabeza con cinta adhesiva para intentar corregir su defecto) a las más tristes (como la de su sórdida profesora alemana de piano, nieta del mismísimo Beethoven según Juan Lucas), pasando por las escenas casi esperpénticas, como la descripción de los personajes y el ambiente taurino de la ciudad de Lima. Se trata de una novela en el más puro estilo tragicómico, que invita a la reflexión sobre la injusticia, la frivolidad y la falta de estima desde la aparentemente ingenua mirada de un niño.
****************************************************************************























Entrevista a Magali Solier al hacer  Película "Magallanes" en 2014:

¿Qué experiencia te dejó rodar Magallanes, película con la que regresas al cine nacional bajo la dirección de Salvador del Solar?

Ha sido una experiencia fuerte, difícil. Es un personaje que sabía que iba a sufrir. Se requiere concentración única e investigación. Salí contenta de la película, que tiene un extraordinario director.


Salvador del Solar dijo que el talento innato que tienes es escaso en las actrices...


Es un halago, es lo que demuestro en mi campo. Hago lo que sé hacer y dejo de lado lo que la gente puede hablar mal de mí. Voy por el lado positivo.


En el rodaje te encontraste con Tatiana Astengo. Tiempo atrás, ella tuvo un desafortunado comentario hacia ti. ¿Qué tal la camaradería?

Ella fue a la lectura general. Todos los actores nos reunimos. No sé si ella me pasará; yo sí la paso, es mi colega. Yo no peleo con mis colegas. Yo los apoyo y ellos me apoyan. Yo evito pelear, renegar; eso es autodestruirse.


¿Qué significó para ti pisar la alfombra roja de Hollywood?

Me sentía rara, es como cuando caminas en una esponja en agua, el piso se hunde una y otra vez y después vas pisando tierra. Así se siente cuando ingresas, ya después vas asimilando. Es un lujo estar ahí al lado de grandes actores.



¿Te atrae el cine hollywoodense?

No me fijo en un país, sino en el guión. No me importa si es de Huancayo o Huánuco. Me tiene que gustar el personaje. Es importante dejarse llevar por lo que sientes en las tres primeras páginas del guión. Esa es la clave. No lo intentes si no te llega al corazón. No lo harás bien. Yo he rechazado muchos papeles, sino sería millonaria. Me pedían varias cosas, pero lo comercial por ahora no me interesa. Yo pienso quedarme en el Perú. Trabajo afuera, pero quiero trabajar más aquí, por mi familia, mi hijo. Si me llegan buenos guiones, estaré fuera unos días.


De otro lado, ¿comprendes por qué a veces hay tanta rabia hacia ti?

Me tendrán envidia porque hablo quechua. Soy una mujer andina que hago lo que puedo, con las herramientas que tengo, para dejar en alto al Perú y nos respeten por la música y las películas que hacemos.


Finalmente, la parlamentaria andina Hilaria Supa está exigiendo que La paisana Jacinta sea retirada de la TV porque ofende a las mujeres del ande. ¿Qué piensas al respecto?



El personaje no es tonto, es vivo. No representa a la mujer del ande. Es un hombre que está vestido. Él (Jorge Benavides) está actuando, no es una mujer del ande. Es un arte y hay que saber digerirlo.

*******************************************************

Hasta siempre.
CTsT

No hay comentarios: